Si no puedes ver la ventana de navegación segura de PayPal

haz clic aquí
para volver a abrirla.

Gracias por tu paciencia. Tu pedido está siendo procesado.


Lamentablemente la categoría solicitada no está disponible. Es por eso que te redireccionamos.

Cascos esquí y snowboard

(104 Artículos)

  Talla de cabeza (cm)

Seleccionado:

  Fabricante

Seleccionado:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

  Colores

Seleccionado:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

  Precio (€)

  • -
    Seleccionar

  Recomendaciones

Seleccionado:
ORDENAR
Página1de
2
 
ORDENAR
Página1de
2

Cascos de esquí y snowboard: tu seguridad es lo primero

Los cascos de esquí son elementos de seguridad especialmente indicados para la realización de determinadas disciplinas deportivas sobre nieve. Por ello, ya seas un apasionado del snowboard, de la modalidad de descenso o de cualquier otra, no debe faltar uno en tu equipación. Desde CAMPZ vamos a ver sus características y hablaremos de todo lo que puede aportarte. Además, debes saber que, en estos momentos, en nuestra tienda online encontrarás modelos para niños y adultos de todas las tallas y marcas.

¿Qué aportan los cascos de esquí?

Los cascos de esquí son elementos de protección para la cabeza que tienen el objetivo de mantener la cabeza del esquiador a salvo. De hecho, la mayoría de modelos permiten reducir el riesgo de sufrir un traumatismo craneal en más de un 30%, reduciendo la incidencia de estos en golpes fuertes en todos los casos.

Lo que hacen estos elementos es, fundamentalmente, repartir la fuerza del impacto por toda la estructura. Al hacerlo, el golpe no se concentra en un punto determinado, lo que reduce el efecto sobre el cráneo. Al tratarse tanto el esquí como el snow de deportes alpinos de invierno, es frecuente que sobre el terreno haya piedras y ramas de árboles, por lo que su uso se antoja fundamental en todos los casos.

Características principales de los cascos de esquí

Los cascos de esquí tienen una estructura bastante bien determinada. En este sentido, consta de: Casco de esquí y snow
  • Carcasa externa. Es la estructura que se aprecia a simple vista y que, gracias a la influencia de la moda en el mundo del esquí, suele tener una apariencia bastante original y elegante. De hecho, es habitual usar todo tipo de colores en ella e, incluso, incluir estampados y otros elementos de adorno. Suele fabricarse en plástico rígido, cuenta con una serie de aberturas para facilitar la ventilación en la cabeza y protege el material intermedio de los factores climatológicos.
  • Guía para las gafas. Algunos modelos cuentan con gafas de sol provistas de filtros UV400 capaces de absorber la totalidad de la radiación ultravioleta. Sin embargo, en los que no es así, se coloca una guía que permite fijar unas sin problemas.
  • Material intermedio. El material situado entre la carcasa externa y la funda acolchada interna es el encargado de repartir el impacto de un golpe por toda la estructura del casco. Por lo general, suele ser poliuretano o algún tejido sintético similar que se caracterice por su elasticidad y capacidad de absorción.
  • Funda acolchada interna. La función de esta parte del casco es la de permitir al usuario sentirse cómodo y a gusto en todo momento durante la práctica del snow. Los acolchamientos suelen estar recubiertos de tela que favorece la salida del sudor y que impide la penetración de los líquidos.
  • Cierre de seguridad, orejeras y accesorios adicionales. Bajo el mentón se coloca un cierre de seguridad cuyo principal propósito es el de evitar que el casco salga disparado en caso de que acontezca una caída fuerte. Asimismo, junto a él, en algunos modelos, se disponen kits para la colocación de reproductores de música, cámaras de vídeo GoPro o complementos similares. También cuentan con orejeras para evitar la congelación de estas partes de la cara.

La importancia de elegir la talla adecuada

La talla es uno de los factores sobre los que más atención debes prestar a la hora de comprar un casco de esquí. De hecho, no pienses que, en el caso de que vayas a regalárselo a tu hijo, es recomendable comprar una talla más grande de la que necesite para que le dure más tiempo. Esto se debe, fundamentalmente, a que cuando no se encaja perfectamente en la cabeza no protege de la forma en que debe hacerlo.

Por su parte, cuando se queda pequeño, resulta bastante incómodo. La forma en la que puedes determinar la talla que necesitas con exactitud es muy sencilla. Basta con medir el contorno de tu cabeza utilizando una cinta métrica que deberás pasar por encima de las cejas y las orejas.

Algunos fabricantes tienen sus propias medidas pero, por lo general, estas no suelen diferir mucho de las siguientes:
  • XL: 60-61 cm.
  • L: 59-60 cm.
  • M: 57-58 cm.
  • S: 55-56 cm.
  • XS: 53-54 cm.
  • XXS: 51-52 cm.

Estos datos te serán especialmente útiles si compras un casco de esquí online en CAMPZ. Haz la medición, examina tus necesidades y llévate a casa el que más te convenga. Tu seguridad y la de los tuyos es lo más importante.



¿Necesitas ayuda?
Contacta a nuestros expertos si tienes alguna pregunta Lu-Vi: 10am – 6pm
911 161 764
Boletín informativo
Suscríbete ahora y obtén un cupón de descuento de 10€4. Descubre nuestra gran cantidad de promociones exclusivas y cupones de descuento.
Clientes satisfechos
¿Estás satisfecho con nuestro servicio? ¡Escribe un comentario y ayuda a otros clientes!
Escribir un comentario