Los 10 mejores destinos de montaña de Europa

Los 10 mejores destinos de montaña de Europa

Carla viajó a Estados Unidos con 16 años y descubrió su pasión, viajar. Así que cuando cumplió los 18 se prometió a si misma hacer, al menos, 3 viajes al año, aunque fueran solo escapadas. Y lo cumplió. En 2011 empezó a escribir su blog de viajes, La Maleta de Carla. En él nos lleva a diferentes destinos del mundo en forma de consejos y recomendaciones. ¿Su último gran viaje? una aventura de 9 meses por el Sudeste Asiático.

Hoy Carla nos recomienda en exclusiva para CAMPZ los 10 mejores destinos de montaña de Europa.

carla foto

En Europa podemos presumir de un montón de paraísos para los amantes de la naturaleza y la montaña. Muchos son los destinos que cuentan con cordilleras de renombre, buenísimas rutas de senderismo y picos dignos del más experto.

Si estás preparando un viaje, y eres de los que siempre lleva sus botas de montaña consigo, pero no sabes qué destino escoger, toma nota. En este artículo te voy a hablar de los 10 mejores destinos de montaña de Europa. 10 lugares en los que flipar con los paisajes, hacer ejercicio, disfrutar y respirar aire puro. ¿Te vienes?

1. Italia

dolomitas italia
Dolomitas (Italia)

Normalmente asociamos Italia con Roma, Florencia o Nápoles. Con la pizza, la pasta y el vino. Con el David de Miguel Ángel o la Capilla Sixtina. Pensamos en la moda, en la costa Amalfitana y en los paisajes y pueblecitos encantadores de la Toscana.

Pero Italia puede presumir de unas cordilleras dignas del primer puesto de esta lista de mejores destinos de montaña de Europa. ¿Has oído hablar de los Alpes? Pues una parte de esta cadena montañosa se encuentra en Italia.

Y en este caso tenemos que recomendarte la región de los Dolomitas, que forma parte de los Alpes orientales. Estas montañas se extienden a lo largo de cinco provincias italianas y muchos de los pueblos que las rodean viven del turismo que visita esta maravilla de la naturaleza.

Los Dolomitas son especiales y no se parecen al resto de los Alpes. Se trata de macizos montañosos aislados formados por una roca caliza de origen marino llamada dolomía. Estos macizos se encuentran en grandes valles recubiertos de bosques y prados. Pura belleza, vaya.

Muchos de los picos de esta cadena tienen una altitud superior a los 3.000 metros siendo la Marmolada la montaña más alta de los Dolomitas, con 3.342 metros.

2. Asturias (España)

lagos covadonga
Lagos de Covadonga (Asturias)

En este caso me toca barrer un poco para casa porque en España tenemos algunos de los mejores destinos de montaña de Europa. Y Asturias es uno de ellos, sin duda. Toda la cordillera cantábrica lo es.

En Asturias, además de comer y beber como si no hubiera un mañana, tienes rutas de senderismo para aburrirte. El Parque Nacional de los Picos de Europa, por ejemplo, se extiende entre León, Cantabria y Asturias. En la parte asturiana se encuentra la Santa Cueva de Covadonga y los Lagos de Covadonga, que lo convierten en uno de los lugares más visitados del principado.

Pero si ya tienes este parque nacional tachado de tu lista, tranquilo. Otro de mis imprescindibles en Asturias es el Parque Natural de Somiedo. Es mucho más tranquilo porque hasta este llegan menos turistas e increíblemente bonito.

Eso sí, no olvides de llevar contigo un buen chubasquero, ya que Asturias es una de las regiones más lluviosas de España.

3. Noruega

fiordo noruega
Fiordo en Noruega

Si buscas paisajes despampanantes, montañas y fiordos, entonces tienes que poner la vista en el norte de Europa. Noruega es uno de los destinos de Europa con una naturaleza más extraordinaria. Y, en parte, es debido a que han sabido preservar sus tesoros con un respeto y cuidado por el medio ambiente del que todos deberíamos tomar nota.

La Asociación Noruega de Trekking es la encargada de acondicionar y mantener la red de senderos (20.000km) y de rutas de esquí, así como 500 cabañas y refugios. Y el trabajo que hacen es admirable. No es de extrañar que Noruega se conozca como el paraíso del senderismo.

Los Fiordos Noruegos son una de las joyas del país. En ellos se encuentran 11 de los 20 glaciares que hay en todo Noruega. El más grande, el Jostedalsbreen, también es el más extenso de la Europa continental y su pico más alto tiene 2083 metros de altura. En los Fiordos también encontrarás ocho de los cuarenta parques nacionales del país.

Como ves, Noruega es una joya en lo que a naturaleza y montañas se refiere. Un destino un poquito más caro que los anteriores, y con un clima bastante extremo (es recomendable usar ropa térmica), pero que promete grandes aventuras.

4. Suiza

suiza
Alpes suizos

Suiza es un país definido por sus montañas, valles y lagos. Suiza es naturaleza pura y dura y, sin duda, es uno de los mejores destinos de montaña de Europa donde poder practicar deportes de invierno como, por ejemplo, excursiones con raquetas de nieve.

Si tengo que mencionar las cumbres más famosas de Suiza empezaría por el Cervino. Dicen de esta montaña de 4.478 metros que es la montaña más fotografiada del mundo. Y no me extraña, porque parece haber sido colocada adrede en uno de los lugares más bonitos de Suiza. Lamentablemente esta montaña se hizo famosa porque en la primera ascensión en 1.865 murieron cuatro de los siete alpinistas que intentaron subir a la cima. Pero si solo buscas contemplarla, puedes hacerlo desde el Pequeño Cervino, donde se encuentra la estación de funicular más alta de Europa a 3.833 metros. ¡Ahí es nada!

Otras montañas suizas dignas de mención son el Jungfrau, el Eiger y el Monch, el trío de cumbres más altas de los Alpes berneses.
Y si buscas montañas que parezcan salidas de Juego de Tronos, tienes que visitar el Pilatus, la montaña local de Lucerna. Dicen de ella que es refugio de dragones, hogar de gigantes y tumba de soberanos, y la rodean todo tipo de leyendas.

5. Canarias (España)

islas canarias
Islas Canarias

Volvemos a territorio nacional porque como dicen los canarios, ¡qué suerte vivir aquí! Las Islas Canarias son un archipiélago volcánico, ¿y qué quiere decir eso? ¡montañas y volcanes por doquier! Las islas son un tesoro geológico y cuentan con el pico más alto de España, El Teide.

Pero si yo tuviera que contarte cuál es mi favorito, sin desmerecer al resto, sería el Roque de los Muchachos. Esta cumbre tiene una flora y una fauna únicas en Canarias. Pero no me gusta tanto por la ascensión en si misma ni por las vistas de la isla (las nubes suelen estar estancadas y se ve más bien poco), si no por las vistas hacia arriba. El Roque de los Muchachos cuenta con un observatorio muy famoso entre los amantes de las estrellas y el universo. Por su ubicación y su clima, las nubes se quedan estancadas entre los 1.000 y 2.000 metros de altura e impiden que la contaminación lumínica dificulte la observación de estrellas. Así que te puedes imaginar el espectáculo en un día despejado.

Los picos más altos de Canarias son, en este orden: El Teide (Tenerife), el Roque de los Muchachos (La Palma), el Pico de las Nieves (Gran Canaria), el Pico de Malpaso (El Hierro), el Garajonay (La Gomera), el Pico de la Zarza (Fuerteventura) y Peñas del Chache (Lanzarote).

6. Austria

hallstatt austria
Hallstatt (Austria)

Austria se sitúa como uno de los mejores destinos de montaña de Europa. Y si no me crees, sigue leyendo. A pesar de que muchos viajeros se escapan a Austria para conocer Viena, su capital, este país es muy versátil. Austria es el destino perfecto para familias, grupos de amigos, parejas y, especialmente, amantes de la naturaleza.

La mayoría de montañas austríacas pertenecen a los Alpes austríacos. La cumbre más alta es el Großglockner, que además de ser famosa por su altitud, lo es también por el glaciar que la complementa. Todo un espectáculo para los sentidos, para cuya visita no puedes olvidar usar crampones en tus botas.

El turismo alpino en Austria incluye lagos de agua cristalina, amplias llanuras, altas montañas, bosques de lo más frondosos y fauna como la cabra montesa o la chova alpina.

Austria también destaca por tener algunos de los pueblos más bonitos a los pies de montañas como Hallstat, en el corazón de los Alpes, Gmunden o Wiessenkirken. Auténticas postales hechas pueblo.

7. Pirineos (España, Andorra y Francia)

pirineos
Pirineos

Otro de los motivos por los que en España podemos presumir de montañas son los Pirineos. Pero no solo en España porque esta cordillera se encuentra entre España, Andorra y Francia.

Para que te hagas una idea, los Pirineos son 430 km de montañas que van desde el Mar Mediterráneo en el Cabo de Creus hasta la falla de Pamplona, donde se une con la cordillera Cantábrica.

Los Pirineos cuentan con más de 200 picos de más de 3.000 metros de altura. Y los más altos de los Pirineos son el Aneto, el Posets y el Monte Perdido. Para hacer la ascensión al Aneto necesitas un par de días y la dificultad es alta. De hecho, se recomienda que para subir estés bien preparado físicamente. Si buscas una ruta de senderismo medianamente fácil y con paisajes impresionantes, te recomiendo hacer la que rodea el Midi d’Osseau para la que necesitas poco más que una mochila de senderismo y un buen calzado.

8. Francia

mont blanc
Mont Blanc (Francia)

Con Francia sucede un poco como con Italia: mucha gente piensa en el país vecino y lo primero que le viene a la mente es París y otras ciudades como Niza, Marsella o lugares como el Monte Saint Michel. Pero Francia también va sobrada en lo que a naturaleza y grandes montañas se refiere.

En Francia tenemos parte de los Alpes al sureste del país, en la frontera con Italia. Allí encontramos el Mont Blanc, que con 4.807 metros es el pico más alto de la Europa Occidental.

En el sur están los Pirineos, en la frontera con España. Y en el Este, los Montes del jura, en frontera con Suiza. En la frontera con Bélgica, Alemania y Luxemburgo se encuentran los Vosgos y Las Ardenas. Y ya sin fronteras con otros países, Francia cuenta con el Macizo Central y los Montes de Auvernia.

Como ves, a Francia no le falta naturaleza para ser uno de los mejores destinos de montaña de Europa.

9. Grecia

monte olimpo
Monte Olimpo (Grecia)

Aunque a priori Grecia no sea un destino en el que pensemos para ir a hacer senderismo (sus islas y playas son muy atractivas), el 60% del país son montañas. Sí, sí, como lo lees. Es el tercer país más montañoso después de Noruega y Albania.

Grecia comparte una característica con Asturias, y es que desde muchas de sus montañas se puede ver el mar. De hecho, la parte más alejada de la costa está a tan solo 100 kilómetros.

Las montañas griegas están asociadas a un sinfín de mitos, leyendas y cuentos populares. El Monte Olimpo, el hogar de los Dioses del Olimpo, es la montaña más alta de Grecia con 2.915 metros de altura. La cordillera de Pindo es la mayor cadena montañosa del país y forma una especie de columna vertebral a lo largo de la Grecia continental.

Como ves, Grecia no se caracteriza por tener montañas muy altas pero si paisajes impresionantes en los que la combinación de mar y montaña crean ecosistemas únicos.

10. Albania

theth albania
Theth (Albania)

Uno de los grandes desconocidos de Europa. Albania es un país de montañas, de las cuales dicen estar malditas por la gran cantidad de sangre que se derramó durante las guerras contra el Imperio Otomano.

La zona montañosa se encuentra principalmente en el norte del país, a unos 200 kilómetros de Tirana, la capital. Y las protagonistas son las pequeñas aldeas de Tamara, Lepushe y Vermosh, situadas en valles alpinos que nada tienen que envidiarle a los bellos pueblos Austríacos de los que hablábamos antes.

El pico más alto de los Alpes albaneses es el Maja Jeceres, con 2.695 metros de altura. Al este se encuentran las montañas Sharr y el monte Korab, los más altos del país con 2.764 metros de altura.

En Albania hablamos de glaciares, altas cumbres, lagos de color turquesa y una hospitalidad digna de mención. Y además de estas, que son las más destacables, se encuentran numerosas cadenas montañosas en el interior del país.

A pesar de haber sido uno de los rincones olvidados de Europa, Albania recibe cada año más turistas. Especialmente en busca de esa naturaleza virgen y esa vida rural que se ha perdido en otros destinos.