Tienda online de camping y outdoor CAMPZ
Liquidación: descuentos de hasta el 80%¹
DEVOLUCIONES GRATUITAS
ENVÍO GRATIS EN PRODUCTOS PEQUEÑOS A PARTIR DE 99€6
PREGUNTAS FRECUENTES

Cómo impermeabilizar correctamente tu chubasquero

Guía para no mojarse

© Claudio Schwarz / Unsplash

Seguro que alguna vez la lluvia te ha pillado por sorpresa. Puede haber sido de camino al trabajo o dando un paseo el domingo. Si tu chubasquero ya no es impermeable y ya no te protege adecuadamente, terminarás mojándote, y eso no le hace gracia a nadie. Para ayudarte a mantenerte seco en el futuro, hemos reunido aquí estos consejos definitivos y te contamos cómo hacer que tu ropa de lluvia vuelva a ser impermeable.


Tanto si se trata de un relajado paseo el fin de semana o de una nueva y emocionante ruta de senderismo, la lluvia puede cogerte de improviso, sobre todo en los meses más fríos del año. Y, en esos casos, es muy molesto que tu chubasquero ya no te ofrezca la protección que esperabas, por lo que terminas empapado. Por eso, una buena impermeabilización es esencial para que puedas disfrutar a tope de cada excursión.

© Adrian Infernus / Unsplash

Impermeabilización: ¿para qué y cómo?

Un chubasquero impermeable no solo te protege de la lluvia, sino que también permite que tu ropa transpire. Y es que, cuando nos movemos mucho y sudamos, esta humedad también necesita transportarse hacia el exterior, y de ello se encargan normalmente distintas membranas y revestimientos de la chaqueta. De lo contrario, tarde o temprano nos mojaríamos con nuestro propio sudor. Estos revestimientos son permanentemente hidrófugos, impermeables y, sin embargo, transpirables.

Todos los chubasqueros tienen este tratamiento repelente al agua (DWR) , pero se desgasta con el uso frecuente y también es sensible a diversos productos químicos, como el repelente de insectos. Si esta capa desaparece con el tiempo, es necesario volver a impermeabilizar la chaqueta para renovar la transpirabilidad y la protección contra la lluvia.

Para saber si tu chaqueta sigue siendo impermeable, basta con mojarla en varios sitios. Si el agua resbala, la impermeabilización sigue siendo hermética y activa. Si las gotas de agua penetran, ha llegado el momento de renovar el revestimiento. En principio, puedes hacerlo al menos una vez al año, pero esto también depende del uso que se haga de la chaqueta.

¿Activar o renovar la impermeabilización?

Pero ¿tengo que renovar siempre la impermeabilización íntegra de la chaqueta? Especialmente con los modelos más nuevos, a menudo basta con reactivar la impermeabilización existente del chubasquero.

Para ello, puedes meter la chaqueta en la secadora para impermeabilizarla. Con calor medio y durante 30 minutos, el calor se distribuye uniformemente y se puede reactivar el recubrimiento.

Si no tienes secadora, puedes utilizar la plancha como alternativa. Basta con colocar un paño de cocina entre la chaqueta y la plancha, teniendo cuidado de no calentar la chaqueta en exceso. Esto podría dañar la capa de membrana, por lo que conviene consultar previamente las instrucciones del fabricante. Además, algunos productos impermeables deben ser activados después de la renovación. Comprueba las instrucciones del fabricante.

Pero ¿y si tu chubasquero ya tiene sus años y hay que renovar por completo la impermeabilización?


Instrucciones paso a paso sobre cómo impermeabilizar correctamente

Impermeabilizar tu chubasquero no debería ser un reto, así que aquí tienes una guía con diferentes métodos. Las explicaciones paso a paso facilitan la renovación del recubrimiento, que evitará que te mojes durante años. En general, preferimos los sprays en lugar del lavado, porque la impermeabilización en la lavadora no sirve para todas las chaquetas. Sea cual sea el método que elijas, lava a fondo el chubasquero antes de tratarlo para eliminar cualquier partícula del revestimiento anterior.

Impermeabilización con lavadora

También llamada impermeabilización por lavado, este método es relativamente sencillo porque se hace solo en la lavadora. Sin embargo, como también puede formarse una capa hidrófuga en el interior, esto puede limitar la transpirabilidad. Esto depende de la membrana y del revestimiento que utilice el fabricante.

  • Consulta las instrucciones de lavado del fabricante.
  • Lava bien la chaqueta.
  • A continuación, lava la chaqueta en un nuevo ciclo de lavado y añade el agente impermeabilizante.
  • Comprueba si es necesario activar la impermeabilización.

Aerosoles impermeabilizantes

Un spray impermeabilizante también mantendrá tu chaqueta seca, y probablemente es el método más común de impermeabilización. Normalmente, los sprays no solo son útiles para las chaquetas, sino también para el calzado y los accesorios de exterior, como las tiendas de campaña. Para mantener tu chaqueta seca y en buen estado, sigue estos pasos.

  • En primer lugar, lava bien la chaqueta en la lavadora.
  • Utiliza los aerosoles impermeabilizantes solo en el exterior, ya que pueden emitirse vapores.
  • Prueba primero el spray en una zona pequeña para evitar decoloraciones.
  • Sostén el bote a unos 30 cm del tejido y rocía la prenda, preferiblemente apoyada en una superficie.
  • Presta atención a las instrucciones del fabricante.

Impermeabilización con lavado a mano

La impermeabilización mediante el lavado a mano funciona de forma similar a la impermeabilización en la lavadora. Naturalmente, el lavado a mano siempre protege más las prendas, pero en este caso es igual de importante una limpieza a fondo antes del tratamiento. Es mejor utilizar un detergente líquido para el lavado, ya que el detergente sólido puede obstruir los poros de la membrana.

  • Limpia bien la prenda previamente.
  • A continuación, lava la chaqueta con agua caliente a 40° como máximo y añade el agente impermeabilizante.
  • Deja actuar el producto durante 20 minutos para que se extienda de manera homogénea.
  • Comprueba si es necesario activar el agente impermeabilizante.

Consejos de cuidado

Dependiendo de la frecuencia con la que utilices tu ropa de lluvia, deberás ventilarla con regularidad. De esta forma evitarás los malos olores, y también podrás evitar el olor a sudor lavando regularmente la prenda si la utilizas a menudo.

Para las manchas incrustadas, puedes utilizar un cepillo para eliminarlas y, a continuación, termina de limpiarlas con un paño húmedo.

Si utilizas aerosoles impermeabilizantes, asegúrate de que sean respetuosos con el medioambiente. Así, proteges los tejidos y nuestro entorno al mismo tiempo.

No utilices suavizante con la ropa de exteriores, utiliza solo Productos de cuidado textil especiales para proteger el tejido.

Nuestro consejo: para tejidos tupidos de poliéster y algodón, también puedes utilizarse cera impermeabilizante. Aplícala de manera uniforme sobre la prenda y luego actívala con el secador.


Lista de comprobación

Entonces, ¿qué es esencial para protegerse bien de la lluvia y la humedad a largo plazo?

  • Comprueba regularmente la impermeabilidad de tu chaqueta en función del uso.
  • Limpia bien la chaqueta antes de impermeabilizarla.
  • Cuando elijas un agente impermeabilizante, sigue las instrucciones del fabricante.
  • Activa la impermeabilización solo a temperatura media.
  • Cuando utilices un nuevo producto de cuidado, pruébalo siempre en una zona oculta.

Conclusión

Para disfrutar de cada aventura con ropa seca, es importante que prestes atención al recubrimiento a la hora de comprar y, según el uso, también a la cantidad de agua que la chaqueta puede repeler. Comprueba regularmente que tu chubasquero sigue siendo impermeable si lo utilizas con frecuencia. Impermeabilizar un chubasquero es fácil con nuestra guía. Si no lo haces con regularidad, tarde o temprano te pillará la lluvia.